Receta

Brochetas de provoleta derretida sobre pisto tibio

Chef invitado: Angel Y.
Domingo 7 de febrero – 1º parte

Mientras Ale y yo nos entreteníamos con nuestros fucciles y la salcita de panceta y vino blanco, Angelito –por su parte– estaba a cuatro manos armando un super menú dominguero para su familia. Tal y como prometió, el lunes (ni bien llegó) me pasó las recetas de su entrada, plato principal y postre (con las fotos correspondientes, obvio) “para que las subas al blog”, me dijo.

Arrancamos.

De fondo: Vinagre y Rosas, de Sabina.

Brochetas de provoleta derretida sobre pisto tibio

(para la entrada)

Ingredientes para 8 bastones:
2 provoletas
2 tazas de polenta
1 taza de harina
2 huevos
Aceite
Palitos de brochette

Para el pisto:
10 tomates secos, hidratados en aceite de oliva
Hojitas de albahaca (5)
2 dientes de ajo
½ litro de pure de tomate
1 cebolla de verdeo

Procedimiento:

Los bastoncitos:
Cortamos las provoletas en cuatro bastones cada una y luego cortamos cada bastón al medio.
Batimos los huevos y reservamos.
Colocamos en un recipiente la harina y en otro la polenta.

Pasamos el queso por harina, luego por los huevos batidos y finalmente por la polenta.

Calentamos una sartén con abundante aceite (aunque no tanto como para una milanesa), y cocinamos los bastones de queso por los lados hasta lograr que la polenta se dore o hasta que vemos que el queso ya esta flojo.

Una vez que los retiramos de la sartén, los colocamos sobre papel secante y los pinchamos con un palito de brocheta.

El pisto:
Colocamos en un recipiente los tomates secos, las hojas de albahaca, los 2 dientes de ajo picados, la parte blanca de la cebolla de verdeo (también picada), el puré de tomate y un toque de aceite de oliva. Salpimentamos y procesamos todos los ingredientes (con una minipimer, por ejemplo) hasta que tomen una consistencia tipo puré.

Al momento de servir, colocamos la salsa en una cazuela y la calentamos un poco (el microondas es una buena opción) y la decoramos con la parte verde de la cebolla de verdeo (previamente cortada en aros). Colocamos las brochettas de queso dentro de la salsa y llevamos a la mesa.

Fuente: Una receta de Eugenia Steinhardt, en Planeta Joy.

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta