Estás viendo:

Receta

Receta

Nos Comemos al Rival – Argentina vs. Francia – Bœuf bourguignon


Bajo el lema Nos comemos al rival y con la firme intención de conocer a nuestros contrincantes a través de su comida, en SaltyLips nos propusimos hacer un plato típico de cada uno de los países con los que Argentina se enfrentará en el mundial de Rusia 2018. Los invitamos a sumarse a la movida, compartiendo sus recetas con el hashtag #NosComemosalRival. También pueden compartirnos fotos en los comentarios o en redes sociales. ¿Se copan…?

El Boeuf bourguignon es una carne estofada a fuego lento por varias horas que nos llega de la región francesa de Borgoña, y cuyo nombre (bastante explícito sobre sus ingredientes principales) significa “buey a la borgoñona”. Junto con el coq au vin, el ratatouille y la soupe à l’oignon, conforma el amplio repertorio de platos emblemáticos de la gastronomía de ese país que, en el año 2010, fue declarada por la UNESCO como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.
Seguir Leyendo

Receta

Nos Comemos al Rival – Argentina vs. Nigeria – Jollof Rice


Bajo el lema Nos comemos al rival y con la firme intención de conocer a nuestros contrincantes a través de su comida, en SaltyLips nos propusimos hacer un plato típico de cada uno de los países con los que Argentina se enfrentará en el mundial de Rusia 2018. Los invitamos a sumarse a la movida, compartiendo sus recetas con el hashtag #NosComemosalRival. También pueden compartirnos fotos en los comentarios o en redes sociales. ¿Se copan…?

Entre los países del oeste de África, el Jollof Rice es mucho más que un plato de arroz en una mezcla de tomates, cebollas y especias. Definir quién de ellos tiene la mejor receta (en especial entre Ghana y Nigeria) se ha vuelto una cuestión de estado. Las Guerras culinarias del Arroz Jollof (también conocidas como las Jollof Wars) han cobrado relevancia mundial y se libran en la web en forma de cooks-offs, artículos varios y hasta videos musicales. Hasta Jamie Oliver quedó atrapado en el fuego cruzado.
Seguir Leyendo

Receta

Nos comemos al rival – Argentina vs. Croacia – Dalmatinska Pašticada


Bajo el lema Nos comemos al rival y con la firme intención de conocer a nuestros contrincantes a través de su comida, en SaltyLips nos propusimos hacer un plato típico de cada uno de los países con los que Argentina se enfrentará en el mundial de Rusia 2018. Los invitamos a sumarse a la movida, compartiendo sus recetas con el hashtag #NosComemosalRival. También pueden compartirnos fotos en los comentarios o en redes sociales. ¿Se copan…?

La Pasticada Dálmata (Dalmatinska pašticada) es un estofado tradicional de Dalmacia, la región turística más grande de Croacia. Si bien los orígenes de esta receta no se conocen del todo, la más antigua se encontró en Dubrovnik y data del siglo XV. Cada familia croata tiene su propia forma de hacer la pašticada, pero si en algo coinciden todas es en el ingrediente estrella: una pieza de carne mechada con ajos y panceta, que se marina en vinagre durante toda una noche y se cocina lentamente (entre 4 y 6 horas) en una mezcla de vino dulce (idealmente el Prošek croata), verduras y ciruelas pasas. Una vez lista la carne, el líquido y las verduras se procesan hasta formar una salsa roja bien espesa y agridulce, en la que ninguno de sus sabores (amargo, dulce y ácido) sobrepasa a los demás. Se sirve acompañada de alguna pasta casera (pueden ser ñoquis de papa o los spätzle típicos del gulash húngaro) o con puré.

Dȍbar tȇk!
Seguir Leyendo

Receta

Nos comemos al rival – Argentina vs. Islandia – Kjötsúpa


Bajo el lema Nos comemos al rival y con la firme intención de conocer a nuestros contrincantes a través de su comida, en SaltyLips nos propusimos hacer un plato típico de cada uno de los países con los que Argentina se enfrentará en el mundial de Rusia 2018. Los invitamos a sumarse a la movida, compartiendo sus recetas con el hashtag #NosComemosalRival. También pueden compartirnos fotos en los comentarios o en redes sociales. ¿Se copan…?

El primer partido de la fase de grupos se juega contra Islandia el sábado 16 de junio. Elegimos hacer una kjötsúpa, una sopa-guiso de cordero típica islandesa, ideal para bowl, cuchara y días de frío.

“Diría que nuestra cocina se construye completamente alrededor del cordero islandés”, dice Egill Halldorsson, co fundador de Wake Up Reykjavik y del Reykjavik Food Walk, y aficionado de la cocina islandesa. “Nuestras ovejas deambulan por las colinas sin vallas y beben agua de los ríos glaciares, comiendo plantas y bayas. Se marinan naturalmente con sus dietas de campo abierto”.

Como la mayoría de los platos tradicionales, la kjötsúpa lleva unos pocos ingredientes nobles, todas cosas que podemos tener a mano: carne, verduras de invierno, y un rico caldo que va tomando forma mientras el resto se cocina a fuego lento. Cuando corten el cordero y las verduras, fíjense que sean lo suficientemente grande como para que no se desarmen durante la cocción, pero no tanto, así entran en una cuchara de sopa. Agreguen los ingredientes en etapas, para que mantengan intacto su sabor. A no olvidarse de las hierbas frescas -romero y tomillo- que tan lindas le quedan a la carne. La naba o colinabo (lo pueden reemplazar por nabo, pero el sabor no va a ser el mismo) es ideal para equilibrar la riqueza del cordero. Aunque en algunas versiones no lleva granos, agregar un puñado de avena, cebada o arroz integral a la kjötsúpa hace que su textura sea mucho más cremosa (así lo hicimos en casa: más tipo guiso que sopa!).
Seguir Leyendo

Receta

Ñoquis de sémola con salsa de azafrán y pistachos

Los gnocchi (plural del término italiano gnocco, que alude a un “bollo”, “pelota” o “bola”) son un tipo de masa casera -anterior a los spaghettis y a los ravioles- considerados dentro de la categoría de “pastas” aún cuando sus ingredientes y su forma de preparación puedan llegar a ser muy diferentes a las del resto de sus compañeros de grupo.
Seguir Leyendo

Receta

Tarta de Peras y Queso Brie

No estoy segura en qué momento de los últimos meses me volví loca con el tema de las tartas. Fue una obsesión que llegó a mi vida de sopetón, y a la que me entregué con un poco de miedo y bastante placer culposo.
De un día para el otro, me compré The Hoosier Mama Book of Pie en secreto -como esas travesuras que uno hace de chico- para archivarlo en el fondo del placard y nunca desempaquetarlo. Un poco (me dije) por no encontrar el tiempo, y otro poco por pensar que no tenía chance de que me saliera bien. El empujón que faltaba llegó dos semanas después, cuando Ale me regaló Martha Stewart’s New Pies and Tarts. Ese mismo sábado, ya con mis dos libros nuevos sobre la mesada de la cocina (eventualmente tuve que blanquear el otro) y con toda la determinación que pude juntar, me animé a hacer mi primera masa de tarta (aplausos, por favor!).
Seguir Leyendo

Receta

Budín de Banana con Pecanas Garrapiñadas



La primera vez que con mi-niño-más-lindo hicimos este budín fue una tarde de martes, mientras buscábamos algo con qué entretenernos hasta la hora de cenar. Fuimos a la cocina para inspirarnos y descubrimos, tristes y olvidadas en el fondo de la frutera, dos bananas negrísimas. Buscamos en internet cómo hacer un budín con dos bananas y llegamos hasta una receta muy sencilla y de pocos ingredientes que nos pareció la indicada para la ocasión. Abrimos la heladera y la alacena y encontramos todo lo que necesitábamos: manteca, azúcar, esencia de vainilla, huevo, harina, bicarbonato y sal. Poco tardamos en ponernos manos a la obra pisando bananas, derritiendo manteca, batiendo huevos, tamizando harina y agregando cucharaditas y pizcas adentro de un bowl. Cuando nuestra mezcla estuvo lista, la pasamos a una budinera que se fue al horno sin escalas. Cuarenta y cinco minutos más tarde estábamos comiendo un budín tan rico que en casa no duró ni un suspiro.
Seguir Leyendo

Receta

Frangipane de Peras y Almendras

“Elegí compartir esta receta porque es fácil y sé que la van a querer hacer. Me gustaría lograr que la gente vuelva a cocinar, que al menos se animen a probar. Todos esos momentos que se generan alrededor de una comida casera, desde su preparación hasta el acto de compartirla en la mesa, son invaluables y se han ido perdiendo. Yo me crié en la cocina de mi nonna que se la pasaba todo el día cocinando. Todo lo que se comía en su casa era casero. Y como cada preparación le llevaba mucho tiempo, el resto de la familia estábamos siempre alrededor suyo en ese espacio tan especial, algo que recuerdo con mucho cariño”. La que nos habla es nuestra gran amiga Marianela Más Conti, una economista de 34 años que el año pasado redescubrió su vocación y decidió estudiar la carrera de Pastelero Profesional en el IAG. Desde su graduación, no para de hacer tartas, tortas y postres de los más variados gustos y sabores con los que viene deleitándonos a todos los que la conocemos.

Creo que hay que compartir recetas fáciles para que más gente se anime a cocinar para sus familias.

Seguir Leyendo