Receta

Nos Comemos al Rival – Argentina vs. Nigeria – Jollof Rice


Bajo el lema Nos comemos al rival y con la firme intención de conocer a nuestros contrincantes a través de su comida, en SaltyLips nos propusimos hacer un plato típico de cada uno de los países con los que Argentina se enfrentará en el mundial de Rusia 2018. Los invitamos a sumarse a la movida, compartiendo sus recetas con el hashtag #NosComemosalRival. También pueden compartirnos fotos en los comentarios o en redes sociales. ¿Se copan…?

Entre los países del oeste de África, el Jollof Rice es mucho más que un plato de arroz en una mezcla de tomates, cebollas y especias. Definir quién de ellos tiene la mejor receta (en especial entre Ghana y Nigeria) se ha vuelto una cuestión de estado. Las Guerras culinarias del Arroz Jollof (también conocidas como las Jollof Wars) han cobrado relevancia mundial y se libran en la web en forma de cooks-offs, artículos varios y hasta videos musicales. Hasta Jamie Oliver quedó atrapado en el fuego cruzado.

Si hay algo en que la mayoría está de acuerdo, es que el plato llega al continente africano de la mano de la tribu de Wolof con sede en Senegal (desde 1350 y hasta 1890), y desde allí se extiende por los países del oeste. En la actualidad, desde Senegal y hasta Nigeria, cada uno tiene su propia versión de este arroz picante y rojizo, que nunca falta en una mesa compartida.

Cumpliendo con nuestro desafío mundialista, hoy les traemos la versión nigeriana de este plato, que tiene dos particularidades: 1) pre cocer el arroz antes de incorporarlo a la salsa y 2) en ocasiones festivas se puede transformar en PARTY Jollof, dejando que el arroz se queme un poco en el fondo de la olla para lograr un sabor ligeramente ahumado en todo el plato.

Arroz Jollof

Jollof Rice

Ingredientes

(para 4 personas)

Ingredientes

  • 2 tazas de arroz de grano largo (no basmati!)
  • 3 tazas de caldo de pollo Knorr (los nigerianos no usan otra marca)
  • 3 tomates frescos (o ahora en invierno, 200gr de tomate en lata)
  • 2 morrones rojos
  • 1 o 2 chiles picantes, a gusto
  • 1.5 cebollas rojas medianas
  • 1/4 taza de aceite vegetal
  • 2 cucharaditas de extrácto de tomate doble
  • 1 cucharaditas de curry en polvo (si consiguen el “caribeño” mejor que el indú)
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1/2 cucharadita de pimienta de cayena
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de manteca
  • Sal al gusto

Preparación







 

Primero enjuagamos el arroz con abundante agua fría (varias veces, hasta que salga transparente) para quitar el exceso de almidón. Después, lo colocamos en una olla a fuego medio-bajo con 1 taza de caldo y cocinamos tapado de 12 a 15 minutos. Tengan en cuenta que el arroz no se tiene que terminar de cocinar, sino que debe quedar un poco duro (parcialmente cocido). En ese punto, sacamos del fuego y reservamos.
En una procesadora combinamos los tomates, los morrones, el chilecito, 1 cebolla picada y la pimienta de cayena. Procesamos alrededor de un minuto o dos, o hasta lograr una salsa bien integrada. Reservamos.
En una olla grande a fuego medio-alto, calentamos el aceite y agregamos 1/2 cebolla cortada en pluma. Sazonamos con una pizca de sal y salteamos por un minuto o dos. Agregamos la pasta de tomate, el curry, el tomillo seco y las hojas de laurel y revolvemos por otros 2 minutos. Agregamos la salsa de tomate y revolvemos todo. Bajamos el fuego a medio por 10 a 12 minutos para que la mezcla se cocine y no nos quede sabor a tomate crudo.
Agregamos entonces 1 taza de caldo, 1 cucharada de manteca y el arroz precocido. Revolvemos hasta integrar el arroz y la salsa (sin romper el arroz), cubrimos la olla con papel de aluminio para asegurarnos de que no se escape el vapor y tapamos. Bajamos el fuego a mínimo y cocinamos durante 15 minutos a fuego lento. Revolvemos otra vez, ajustamos la sazón y agregamos la taza restante de caldo. Volvemos a tapar bien y dejamos cocinar por otros 15 a 20 minutos, revolviendo cada 10 minutos (para evitar que se queme), hasta que el arroz esté cocido y los granos estén separados.
Por último, vamos a convertir nuestro Jollof Rice en un PARTY JOLLOF RICE! Para hacerlo de la forma tradicional, deberíamos disponer de una parrilla o de una fogata a leña. Pero para hacerlo en una cocina común y silvestre como la nuestra, una vez que el arroz esté cocido, subimos el fuego al máximo, tapamos la olla y dejamos que se “queme” de 3 a 5 minutos. Lo van a escuchar crujir y oler un poco a tostado. ESTA BIEN. Al cabo de unos minutos, apagamos el fuego y lo dejamos descansar con la tapa puesta. Cuanto más tiempo lo dejemos así, más sabor ahumado conseguiremos.
Para servir, se puede comer solo o acompañar con pollo, carne o vegetales.

Fuente

La versión de Kitchen Butterfly en Food 52.

De fondo


Zombie, de Fela Kuti.

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta