Receta

Quesadillas de Pollo y Manzana


Hay 3 buenos meses de verano en que estoy de vacaciones de la facu, y eso me da la posibilidad de salir de mi trabajo a las 5 de la tarde y llegar a mi casa aún de día, con varias horas por delante para hacer cualquier cosa que tenga ganas de hacer.

Esta (gran) disponibilidad de tiempo estacional permite que Ale (mi media naranja) y yo nos dediquemos con mayor énfasis a nuestros hobbies preferidos del mundo entero: COCINAR & COMER RICO.

No les voy a mentir: En casa el que cocina es Ale. Yo vendría a ser una suerte de Sous-Chef de Cuisine (a.k.a. “la Silvita”) que predispone todo para que el cocinero pueda trabajar tranquilo: pelo papas, limpio verduras, corto carnes de todo tipo, lavo todos los utensilios a medida que se usan (y así mantengo despejado el espacio de trabajo) y hasta pico las cebollas sin llorar. Un lujo.

Ahora bien, la combinación [tener tiempo libre + querer comer rico + gusto por cocinar] nos permite darle un buen descanso al paquete de fideos y a la salsa instantánea para empezar a planear con más gusto y detalle eso de “¿qué cenamos hoy?”. Internet, programas de cocina de acá y de más allá, libros, recetas que nos pasan nuestras familias y amigos… Todas las fuentes son válidas. Y, como quien no quiere la cosa, fuimos probando de a poquito todas esas ideas nuevas en la cocina de casa, librados al azar de la prueba y el error.

Siendo que los ensayos nos vienen saliendo muy bien, decidimos documentarlos y compartirlos con ustedes a través de este blog, con el objetivo de hacer fluir toda esa sabiduría gastronómica que absorbemos diariamente y que se animen como nosotros comer más rico y mejor.

¡Se viene la primera!

Quesadillas de Pollo y Manzana

Apple Chicken Quesadilla

Ingredientes

(para 4 quesadillas)

  • 1 suprema de pollo sin piel.
  • 1 manzana verde
  • 12 fetas de queso cheddar
  • 4 Rapiditas Bimbo
  • Manteca (o aceite o ambos!)
  • Sal y pimienta
  • Azúcar
  • Mostaza de miel

Preparación





 

Cortamos la suprema de pollo en cubitos y salpimentamos.
Colocamos un poquito de manteca (o de aceite) en una sartén, esperamos a que tome temperatura y luego incorporamos los daditos de pollo para saltearlos.
Cortamos la manzana en cubitos, sin sacarle la cáscara, y los espolvoreamos con un poco de azúcar.
Cuando el pollo esté casi listo, incorporamos los cubitos de manzana azucarados a la sartén. La idea es que la manzana tome apenas un color dorado, pero que se mantenga crujiente para dar textura a la quesadilla.
Mezclamos el pollo y la manzana y añadimos mostaza de miel a gusto.

Una vez lista, retiramos la preparación del fuego y reservamos.
Colocamos una Rapidita en la sartén (sin nada!) y ubicamos 3 fetas de queso cheddar por encima.
Dejamos calentar la Rapidita hasta que el queso se derrita.
Esparcimos luego el relleno de pollo y manzana sobre el queso, doblamos la Rapidita por la mitad (pueden utilizar escarbadientes para que se mantenga doblada) y la dejamos sobre la sartén uno o dos minutos mas.

Retiramos la quesadilla y repetimos el procedimiento con las restantes (o como les conté antes, pueden colocar el queso cheddar sobre las Rapiditas sin calentar, agregar un poco del relleno sobre el queso, doblarlas al medio y comerlas así sin más!)

Fuente

Una linda idea que encontramos en Simply Recipes

De fondo

Quelqu’un m’a dit, de Carla Bruni.

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta