Receta

Brownies de Morcilla con Chutney de Morrones

Si hay algo que en casa nos puede, es la morcilla. De hecho, solemos tener en el freezer una ziploc con 4 o 5 disponibles para incluir en la bandeja de horno en cualquier ocasión: milanesa y morcilla, pizza y morcilla, lajmashin y morcilla… Como verán, siempre es una buena oportunidad para comer uno de estos deliciosos embutidos.
Si además conseguimos vasca, todavía mejor!


Como explicarles que, cuando encontramos esta receta, no hubo ni un atisbo de duda. “Obvio que la hacemos”, dijimos al unísono. Tanto el nombre como las fotos nos transfirieron ese grado justo de curiosidad que suele mover a la acción. Y enseguida corrimos al super como si fuera el fin de los tiempos, a comprar todo lo necesario para ponernos manos a la obra. No teníamos ni idea de como iban a quedar, pero confiamos en que -como el Loto- sale o sale.

Eso si, al igual que nos advirtieron en la receta que usamos de inspiración, nosotros les pasamos el dato a ustedes: el brownie de morcilla queda rico, si. Pero cuando le sumen el dulcito del chutney de morrones por encima, prepárense para degustar un bocado DE OTRO PLANETA. Para que se den una idea, nos comimos masomenos la bandeja entera en el tiempo que tardamos en sacar las fotos del plato terminado. Y cuando terminamos con eso, nos comimos los de las fotos también (posta). Ya nos dirán ustedes cuando los hagan/prueben.

Let’s dance!

Brownies de Morcilla con Chutney de Morrones

Ingredientes

Para los brownies

  • 200g de morcilla
  • 50g de frutos secos (nosotros usamos nueces y pasas de uva)
  • 2 huevos
  • 100g de harina
  • 5g de levadura
  • 100g de levadura
  • 50g de manteca
  • 50ml de leche
  • 10g de cacao en polvo.

Para el chutney

  • 1 morrón rojo grande
  • 1/2 cebolla de verdeo
  • 40gr de azúcar
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • Aceite de maiz
  • Sal
  • Pimienta molida

Preparación













Brownies

Precalentamos el horno a 180º
Le quitamos la piel a la morcilla y la desmenuzamos un poco en un bowl. Incorporamos los huevos y mezclamos hasta lograr una pasta suave. Agregamos la harina tamizada, la leche, la levadura y el cacao en polvo y mezclamos con la ayuda de una batidora hasta obtener una masa homogénea.
Si vemos que la mezcla queda muy seca, podemos agregar un poco más de leche hasta lograr nuevamente una textura suave. En este punto, incorporamos los frutos secos e integramos todo con movimientos envolventes.
Con la ayuda de una espátula, colocamos la mezcla sobre papel manteca en una placa para horno, dándole forma rectangular, con un altura de poco más de 1cm. Llevamos al horno a 180ºC durante 20 minutos.
Sacamos del horno y dejamos entibiar antes de cortar en porciones.

Chutney

Cortamos el morrón y la cebolla en trozos pequeños.
Cubrimos el fondo de una olla con aceite, llevamos al fuego, y rehogamos un poco el morrón y la cebolla, junto con un poco de sal y pimienta. Incorporamos el azúcar y el vinagre, mezclamos bien, y dejamos cocinar a fuego bajo tapado durante 30 minutos.
Llevamos a la mesa en un cuenco para acompañar las porciones de brownie.

Fuente

Una receta del blog Cocinando entre Olivos, que pueden encontrar acá.

De fondo



Take Offs and Landings, de Rilo Kiley.

Tal vez te guste

4 Comentarios

  • Responder
    Paula Paez
    3 noviembre, 2014 at 21:23

    Que rara esta receta che.. como que da cosita.. esta cosa de llevarse a la boca un bocado con una "memoria" gustativa. El brownie es dulce y de chocolate, pero de morcilla? vaya vaya, bueno, lo hago? a mi marido lo puede la morcilla también, quizá sea cuestión de probar.

    Como siempre, hacen crecer mi curiosidad culinaria. Genios.

    Beso, Pau.

    • Responder
      salty lips
      5 noviembre, 2014 at 20:59

      Hola Pau!
      Que bueno si se animan a probar esta receta, porque de verdad vale la pena!
      ** Satisfacción Garantizada ** (o les pagamos el delivery de pizza)
      Un beso y queremos saber cómo les sale ehhh

  • Responder
    Flor de geminiana
    15 noviembre, 2014 at 19:03

    Que tentación!! voy a tener que probarlo, pero en una cena para 2 ponele. No puedo entender por qué a tan poca gente le gusta la morcilla. Ok. No pensemos en el proceso, pensemos en el sabor.
    A cambio, te paso un tip (aunque quizas lo conozcas). Es la carnicería Ambiorix, en Florida. Genial! http://www.guiagustosa.com/index.php/86-mostrador/101-ambiorix-o-la-fuerza-de-asterix

  • Responder
    salty lips
    16 noviembre, 2014 at 21:23

    Me encantó la historia! Habrá que probrarlos en el próximo asado por Vicente Lopez.
    Contanos como salieron esos brownies!
    Beso!

  • Dejar una Respuesta