Receta

Café turco

Ponemos en el fondo de un “ibrik” 2 cucharitas colmadas de café molido (muy molido), 3 cucharitas de azúcar y 2 tacitas de agua fría (+ un poquito extra).
Lo calentamos a fuego lento, revolviendo todo el tiempo con una cuchara de madera. Cuando sale espuma, retiramos del fuego. Lo vamos a volver a colocar al fuego (tres veces en total) hasta que haga ebullición (a diferencia de lo que hacemos con otros cafés donde nunca dejamos hervir).
Luego de que hierva por 3ra vez, lo quitamos del fuego y servimos.
No se le agrega leche ni azúcar para no tener que revolverlo y que la borra se quede en el fondo (se le puede poner crema, pero siempre sin revolver).
También podemos agregarle cardamomo.




Cuando se termina de tomar, se da vuelta la taza para que les lean el futuro en la borra del café.

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta