Receta

Curry suave de pollo y langostinos

Estamos muy contentos de anunciar que nuestro querido blog ya lleva más de 600 visitas desde todas partes del mundo, y que el miércoles pasado alcanzamos un pico de 45 visitas en un mismo día. Wow (?)

Si bien no estamos seguros de si es mucho o poco en términos de popularidad internética, para nosotros significa que cada vez más gente se toma un ratito para hacerse amigo y chusmear nuestras recetas, lo que nos hace extremadamente felices 🙂
Dedicamos este curry de pollo a todas las caras nuevas de esta semana, y esperamos que lo prueben y nos cuenten qué tal les quedó.

Ah! y desde ya les avisamos que, como Roberto, no pensamos parar hasta el millón.

Curry suave de pollo y langostinos

Ingredientes:


2 o 3 rodajas de ananá
2 pechugas de pollo
12 langostinos
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1 cebolla colorada
1 tomate grande
150 ml de leche de coco
1 cucharada de curry (en la receta origina usan “pasta de curry”, pero como no pudimos conseguir nos arreglamos con curry en polvo)
1 ramillete de perejil (puede ser cilantro también)
Jengibre en polvo (tampoco conseguimos, asique compramos una raíz y rallamos un poco)
Salsa teriyake
Semillas de sésamo

Preparación:




Cortamos las rodajas de ananá en cubos y los pimientos y la cebolla en juliana fina. Colocamos en una sartén un chorrito de aceite de oliva y llevamos al fuego. Cuando esté caliente, salteamos el ananá apenas lo suficiente como para que tome color y luego reservamos. En ese mismo aceite (pero con el fuego bajito), salteamos la cebolla y los pimientos. Añadimos luego el tomate previamente cortado en concassé y dejamos que se cocine todo junto.
Si bien para esta receta utilizamos langostinos congelados porque no tuvimos la oportunidad de acercarnos hasta el barrio chino a comprarlos frescos, les dejo un mini paso a paso que me enseñó nuestro amigo personal y compañero de aventuras gastronómicas, el Sr. Herni Goldfarb, y que espero les sea de utilidad a la hora de limpiar bien los langostinos frescos: primero desprendemos la cabeza con una simple rotación. Luego retiramos con las manos el caparazón que los recubre (junto con las patas) y luego le sacamos la cola. Finalmente, extraemos el intestino del langostino (una especie de hilo de color negro que verán en su interior y que es muy amargo), ayudándonos con un escarbadientes o con la punta de un cuchillo.
Seguimos: Salpimentamos los langostinos y el pollo cortado en cubos grandes y espolvoreamos todo con jengibre rayado. Salteamos en otra sartén hasta que estén dorados por fuera, añadimos media cucharada de curry y removemos un poco para que tome color. Luego incorporamos todo a la sartén de las verduras, junto con los cubos de ananá.
En un bowl mezclamos bien la leche de coco con media cucharada de curry y con un poquito de pimentón. Añadimos a la sartén y dejamos hervir durante 5 minutos.
Picamos las hojas de perejil y las incorporamos a la salsa, apagando ya el fuego para que repose.
Emplatado: Servimos una porción generosa en cada plato, y decoramos con la salsa teriyake y las semillas de sésamo.

Fuente: Encontramos esta receta de Pakus, en Directo al Paladar

De fondo:

Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not, de Arctic Monkeys

Tal vez te guste

1 Comentario

  • Responder
    Pakus, desde Directo al Paladar
    20 enero, 2011 at 19:35

    Una estupenda versión de la receta que publicamos en Directo al Paladar.

    Un saludo.

  • Dejar una Respuesta