Navegando Etiqueta

florencia

Viajes

Desayunos de viaje

Una de las particularidades de nuestra rutina de viaje es la forma en que los desayunos se desligan de su condición de “una de las cuatro comidas” para transformarse en algo mucho más especial, casi como un lugar en sí mismo. Porque es exactamente ahí donde empieza el disfrute de cada día, mientras llenamos el mapa de la ciudad de turno con círculos y signos de exclamación, ultimando los detalles necesarios para vivir las aventuras que tanto soñamos en los meses previos. Es cuando disponemos de todas nuestras energías al tope y decidimos exactamente en qué cosas vamos a gastarlas, mientras nos dejamos seducir por las notas tostadas de un café recién molido, maridando el momento con alguna joyita de hojaldre crujiente, crema pastelera y almíbar casero, o una buena rodaja de pan con cantidades generosas de manteca y mermelada.

Si bien con el correr del tiempo y de los viajes aprendimos la importancia de que nuestro hospedaje tenga incluido un buen desayuno (Hotel Miss Sophie’s en Praga), alguna que otra mañana preferimos arrancar la jornada más temprano de lo habitual y disfrutar de este ritual fuera del hostel, ya sea en un afuera con solcito y vistas maravillosas (Café Rivoire en Florencia), en una pintoresca casa de té de estilo inglés (Greenwoods en Amsterdam), de parados y al paso como buenos gordos que somos (Stadsbakker Jongejans en Amsterdam), o tomándonos todo el tiempo del mundo en una cafetería clásica (Café Sperl en Viena). Hay tantos lugares que queremos compartirles que mejor vamos a ir por partes.
Seguir Leyendo

Viajes

Comer en Florencia: All’ Antico Vinaio

Cuando hicimos nuestra investigación pre viaje vía TripAdvisor sobre los restaurantes más populares de Florencia, encontramos que los chicos de All’ Antico Vinaio se llevaban -por lejos- el número 1. ¿El secreto? Un ambiente relajado y semi-al-paso, sin mesas ni mozos, que ofrece no sólo una barra cargadísima de tapas y mini bocaditos entre los cuales elegir, sino también la posibilidad de armar tu propio sándwich con cualquiera de los fresquísimos productos expuestos en el local. Como si todo esto fuera poco, una mesa de madera en la entrada invita a servirse una copa de vino (o dos, o tres..) completando así el “combo Vinaio”, a puro chillax florentino.
Seguir Leyendo

Receta

Peposo

Empezamos con los preparativos el sábado a la tarde. Compramos la carne (casi un kilo y medio de roast beef y unos cuantos huesitos de caracú para más sabor), la pimienta, el ajito y el vino.
El domingo arrancamos bien tempranito, para dejar nuestro guiso cocinando las 3 horas indicadas, a fuego lento.
Masajeamos la carne con aceite de oliva, sal, pimienta y amor. La sellamos y la cubrimos con vino, como si fuera un baño de inmersión. Agregamos también los dientitos de ajo y una bolsita de tela divina con los granitos de pimienta negra bien aplastados. Finalmente tapamos la olla y dejamos que estos pocos ingredientes se vuelvan amigos íntimos.
Las primeras dos horas fueron en casa. Revolvíamos cada tanto, un poco para controlar que el nivel de líquido sea el adecuado, y otro poco por voyeurismo puro. Food porn en su máxima expresión.

Pasado el mediodía y taxi de por medio, nos mudamos con olla y todo para terminar el proceso en una cocina amiga.
Un rato después, otro fuego recibió gustoso nuestro guiso, que cada vez se parecía más al de la foto de referencia.
De fondo sonaban tres bebitos divinos que se divertían jugando sobre una colchoneta. Los papis charlaban distendidos en el patio. Las mamis, entre el living y la cocina, ultimaban todos los detalles para el gran almuerzo gran.
En el aire flotaba un delicado aroma a carne y vino tinto que nos tenía a todos haciéndonos agua a la boca.
Seguir Leyendo

Receta

Panzanella

Con qué felicidad recibimos esta semana el mix de tomates reliquia que pedimos a La Orgánica!
Con sus diferentes tamaños, sus colores vibrantes y un increíble sabor a tomate (algo de lo que uno se olvida cuando no consume productos orgánicos y en temporada), resultan ideales para destacarse en cualquier ensalada. Es por eso que hoy elegimos este refrescante plato típico de la Toscana, que no sólo nos permitió estrenar nuestros lindos tomates, sino también disfrutar de un almuerzo a prueba de verano.

*hace calor… hace calor… yo estaba esperando que cantes mi canción…*
Seguir Leyendo