Viajes

Comer en Florencia

Ay Florencia, Florencia… ¡que belleza de ciudad!

Durante los días que la caminamos tanto como pudimos, Florencia se nos brindo mansa y veraniega, llenándonos el corazón de arquitectura y la pancita de cannolis.

Leave the gun. Take the cannoli.

Algunos de los must florentinos













  • El Ponte Vecchio. Construido en 1345, fue el primer puente sobre el rio Arno y el único sobreviviente a la Segunda Guerra Mundial.
  • La Galleria degli Uffizi. Allí podrán ver la colección de
    arte renacentista más importante del mundo, pero beware! porque es
    también uno de los museos italianos más lleno de gente.
  • Piazza della Signoria. Es la plaza más famosa de Florencia y corazón del centro histórico. Se
    destacan las bellísimas esculturas exhibidas al aire libre. Fue aquí donde nos sentamos a disfrutar del
    bien llamado “mejor chocolate caliente de la ciudad” en la Fabbrica di Cioccolata & Pasticceria Rivoire,
    ubicados en una mesita exterior con una magnífica vista de la Piazza.
    Si bien es un gustito caro, creemos que bien vale la pena dárselo!
  • Cathedral di Santa Maria del Fiore. Construida entre el 1296 y
    el 1436, el Duomo es la atracción principal de Florencia. Un dato de
    color: su interior tiene lugar para 20 mil personas!
  • Galleria Dell’Accademia. Hogar del David de Miguel Angel, que resultó mucho más grande de lo que pensábamos!
  • Giardino di Boboli. Encontramos este parque cruzando el Ponte
    Vecchio y nos cautivó una tarde entera con sus hermosos jardines y unas
    espectaculares vistas de la ciudad.

Y para no quedarnos atrás en el área gastronómica, aquí les dejamos una selección de algunos de los muchos lugares donde hemos disfrutado muy rica comida durante nuestros días en Florencia y que creemos valen la pena recomendar.

Vini e Vecchi Sapori










Para poder almorzar en Vini e Vecchi Sapori fue necesario reservar una mesita con un día de anticipación (de otra forma, no hay chance!). El lugar es super chiquito (5, 6 mesas como mucho) y tan acogedor que pareciera que estuvimos de visita en el living de la casa de algún amigo florentino.

¿Qué pedimos? Yo elegí unos Pappardelle al sugo d’anatra (unas cintas de pasta bien anchas cubiertas con carne de pato que estaban INCREÍBLES!) y Ale se decidió por una porción del mejor Vitel Tonné que probó en su vida. La perlita: la elección de Ale le valió una felicitación del mozo, ya que el Vitel Tonné suele ser un plato pedido exclusivamente por los locales. Para tomar, pedimos una copa de vino tinto y 2 aguas (con y sin gas).
A la hora del postre, nos recomendaron el Tiramisú, que estaba tan tan rico (y era tan diferente a la versión clásica de ese postre) que hasta Ale a quien suele no gustarle termino por comerlo a medias conmigo. Para terminar, me sirvieron un rico café casero (levanta-muertos style!) que ayudó bastante para combatir la modorra post almuerzo y poder seguir con nuestro plan para nuestro segundo día en Florencia. Todo por €30.

Si todo esto sigue sin convencerlos, pueden chusmear el link de TripAdvisor, donde al día de hoy sigue calificado como el 2º mejor restaurante de todo Florencia. Recomendado!

Vini e Vecchi Sapori
Via dei Magazzini 3/R, Florencia, Italia
+39 055 293045
Abierto de Lunes a Sábado, de 12.30 a 14.30hs. y de 19.30 a 21.30hs.
Vini e Vecchi Sapori en TripAdvisor

PANGIE’S Bistrot







Este restaurante familiar con comida totalmente casera fue el lugar en donde disfrutamos de nuestro primer almuerzo florentino.
Llegamos a Pangie’s en un mediodía ideal, con 20ºC y un vientito hermoso que nos instaba a caminar a pesar del cansancio post viaje en tren.
Allí nos recibió el divino de Mario (el dueño) y su hija, quienes nos atendieron como si fuéramos los únicos comensales en todo el lugar.
A nuestro pedido, nos recomendaron 2 platos tradicionales de la Toscana: los Tagliatelle ai Porcini (€6,80), que me remontaron a mi niñez y a los fideos con estofado casero que hacía mi abuela en su casona de Ciudadela, y un Peposo con Olive (€7,80), el plato favorito de Felipito Brunelleschi: una especie de guiso de carne cocinado a fuego lento durante 3 horas, con nada más que granos de pimienta negra y vino tinto. La carne se deshacía ni bien pincharla con el tenedor, una delicia!
Acompañamos la comida con una copilla de vino tinto Chianti (€4) y una coca.
Genial forma de arrancar nuestra primera jornada en Florencia.

Via del Parione, 43-45/R, Florencia, Italia
+39 055 295439
info@pangies.it
PANGIE’S Bistrot en TripAdvisor

Trattoria Mario







Esta histórica trattoria se encuentra ubicada cerca de la Plaza del Mercado y del Duomo.
El menú varía cada día según los productos de temporada que se consigan en el mercado de San Lorenzo, justo en frente.
En el interior, las mesas son largas y compartidas, por lo que se come codo a codo con lugareños y turistas.
Cuando llegamos, eran las 12 del mediodía y el lugar ya estaba lleno de gente. De fondo, un delicioso aroma a comida rica nos envolvía a todos por igual.
Nosotros compartimos un Prosciutto e Popolle de entrada (Melón con Jamón, €8,50), y un Risotto ai Moscardini de principal (Risotto con Pulpo, €6,50).
El plato de melón con jamón era una escultura que olía a dulce y sabía a cielo.
El risotto, por su parte, estaba bien cremoso y en su punto justo, por lo que no tardó en ser engullido.
En resúmen, Trattoria Mario resulta un lugar ideal para disfrutar de un gran almuerzo semi-al-paso y a un precio más que accesible.

Via Rosina 2r, Florencia, Italia
+39 055 218550
Abierto de Lunes a Sábado, de 12 a 15.30hs.
trattoriamario@libero.it
Trattoria Mario en TripAdvisor

Ristorante Accademia










Llegamos a este Ristorante sin reserva, pero temprano (20 hs.). Y creo que esa fue la clave para conseguir una buena mesa, porque una hora más tarde estaba lleno lleno! La atención de los mozos fue impecable y hasta posaron divertidos cuando saqué algunas fotitos del lugar.
Al respecto de la comida, arrancamos con una tabla de quesos italianos acompañados por una mermelada de peperoncinos (especialidad de la casa) que estaba riquísima!!! Buena consistencia, dulce y picante en su punto justo (al menos el de nuestro paladar!). Los principales: Ale se pidió un plato de Calamari saltati con cous cous, y yo elegí la Ensalada Miguel Angel (lechuga, rúcula, peras, queso pecorino, piñones y miel). Siguiendo nuestra línea habitual, acompañamos con una copa de vino tinto y 2 aguitas. Todo por €50.

El postre: por decisión unánime, nos fuimos a tomar unos ricos gelatos a Perché no!, una de las Gelaterias más tradicionales de Florencia (circa 1939!) y que no podíamos dejar de visitar.

Piazza San Marco 7/R, Florencia, Italia
055-217343
info@ristoranteaccademia.it
Abierto todos los días, de 12.00 a 14:00hs. y de 19.00 a 22.30hs.
Ristorante Accademia en TripAdvisor

Arrivederci Firenze… nunca te vamos a olvidar!

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta