Viajes

Comer en Amsterdam: Brasserie Harkema

Descubrimos Brasserie Harkema gracias a una recomendación de Plum Deluxe, que lo destaca como el mejor restaurante de comida francesa de Amsterdam. Como corresponde, tomamos nota del valioso dato y le hicimos un lugar en nuestra ajustada agenda gastronómica, cuidadosamente pensada para cada día de nuestro viaje.





Ese martes anduvimos husmeando dos bellísimos hospicios, el Hofje van Brienen y el Begijnhof.
Escondidos en medio de la ciudad detrás de prolijas puertas de madera, inmiscuirse en estos jardines es casi como sumergirse en el maravilloso mundo de Alicia.
Más tarde, llegó el turno de visitar The American Book Center, en donde nos hicimos un (largo) rato para deleitarnos con sus increíbles paredes llenas de libros del piso al techo. Como se imaginaran, no pudimos resistir la tentación y nos fuimos unos libros más pesados de lo que llegamos: Tree of Codes y Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children. Con tanta felicidad encima salimos bailando como Ren & Stimpy!
Promediaba el mediodía cuando el hambre entró en escena, poniéndonos enseguida de camino al 67 de la calle Nes.

Encontramos el lugar perdido en medio de este angosto callejoncito, relativamente cerca de la Plaza Dam.
Por fuera, sobriedad absoluta: pared de ladrillos a la vista y un pequeño cartel con fondo negro y letras blancas, marcando la entrada. Por dentro, un ambiente amplio y contemporáneo con un twist. A un lado, llama la atención una pared cubierta con finas líneas de colores y una gran abertura de vidrio que deja ver el Comedy Theater ubicado justo enfrente de la brasserie. En otra pared, cientos de vinos se vuelven parte del mobiliario y engañan a la vista como una ilusión óptica, formando un extraño código morse con puntos blancos, rojos y negros.










Mientras disfrutábamos de una buena copa de vino tinto, comenzaron a marchar nuestro pedido. En esta oportunidad, nos decidimos por una entrada cada uno y un principal y un postre compartidos.

Las entradas

Baked ham with asparagus, poached egg, chive & hollandaise sauce.
El jamón horneado estaba delicioso. El huevo pocheado llegó en su punto justo, derramando su yema tibia ni bien cortarlo. La salsa holandesa estaba suave y cremosa. La rodaja de pan de campo estaba calentita y bien crocante.

Asparagus soup with ham, iceberg lettuce & parsley.
Siempre encuentro reconfortante pedir como entrada una buena sopita, especialmente si el lugar donde estoy comiendo tiene encendido el aire acondicionado (como era el caso). Acá me tocó una muy suave de espárragos con jamón, lechuga y perejil que me encantó!

El principal

Steamed green & fried white ravioli of parsnip & rucola, served with pesto & tomatoes.
Amamos los ravioles fritos. Estos estaban super crunchys y bien sequitos. El pesto estaba buenísimo y muy bien ahí los piñoncitos aportando textura. El mejor plato de todo lo que pedimos, por lejos.

El postre

Tarte Tatin served with cinnamon icecream.
Un delicado aroma a canela nos envolvió enseguida. El contraste entre la tarta tibia y el frío del helado es un 10 cada vez. Una dulce forma de terminar el almuerzo.

Ese día seguimos haciendo de las nuestras por la ciudad más linda del mundo, pero haber comido así de rico le dio a nuestra tarde un brillo particular. Un ricor todo!

Nes 67. Amsterdam, Holanda.
+31 (0)20 428 2222
reserveren@brasserieharkema.nl
Abierto todos los días desde el mediodía hasta la 1 am.
Brasserie Harkema en TripAdvisor

Tal vez te guste

2 Comentarios

  • Responder
    N.A
    8 mayo, 2014 at 16:30

    Precio aprox? Gracias!!

  • Dejar una Respuesta