Receta

Tarta de Manzanas, Cheddar & Tomillo

Cuando vimos la foto, nos tentó.
Leímos los ingredientes y, como buenos amigos de lo agridulce que somos, dijimos: “apa! manzanas, queso cheddar y tomillo…? eso lo TENEMOS que probar!”
Y así empezó la cosa.

No sabemos si fue la no disponibilidad de masa de hojaldre pre-hecha, o admitir que nos gusta cuando la comida tiene una cierta altura, pero a pesar de usar como fuente de inspiración no una sino DOS recetas de galettes, lo nuestro fue tarta desde el principio… you will have your chance, Galette!

Algunas consideraciones

  1. El queso y la manzana resultaron MUY buenos compañeros de ruta.
  2. Si tuvieramos que volver a hacerla, no utilizaríamos canela -es un sabor que nos remite más a postres- aunque sí usaríamos más tomillo.
  3. El tiempo que la tartita pasó en el horno -exactamente 35 minutos- fue el ideal para gratinar bien el cheddar sin que las manzanas perdieran lo crujiente, asique les deseamos lo mismo a ustedes para optimizar su experiencia con el outcome de esta receta.
  4. Animense y haganla… En la variedad está la diversión!

Tarta de Manzanas, queso Cheddar y Tomillo

Apple, Cheddar & Thyme Galette

Ingredientes

(para 4 personas)

  • 1 tapa para tarta
  • 3 manzanas verdes medianas, peladas y cortadas en rodajas de medio centimetro aproximadamente (para no hacer lio, ver la foto más abajo)
  • Jugo de 1/2 limón (es para que la manzana no se oxide, asíque lo van regulando)
  • 1 cucharada de manteca
  • 1 cebolla (chica) picada fina
  • 1/4 de taza de vino blanco
  • 1 taza y 1/2 de queso cheddar rallado (nosotros combinamos cheddar cortado en tiritas para la base y cheddar rallado para usar por encima de la tarta)
  • Hojitas de tomillo fresco (sin las ramitas)
  • 2 cucharadas de azucar rubia
  • 1/2 cucharadita de canela
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación










Precalentamos el horno a 190ºC (moderado).
Mezclamos las rodajas de manzana, el jugo de limón, la canela, las hojitas de tomillo y el azúcar en un bowl.
Llevamos una sartén a fuego medio-alto, derretimos la manteca y salteamos la cebolla picada hasta que esté transparente y comience a dorarse. Agregamos el vino y subimos el fuego para que se reduzca. Una vez que la mayor parte del líquido se haya evaporado, agregamos la cebolla en el bowl con las manzanas y mezclamos todo. Salpimentamos a gusto.

Por otra parte, extendemos la masa de tarta en una fuente para horno previamente rociada con aceite en aerosol para evitar que se pegue la base. Dejamos que cuelgue un margen de masa hacia afuera de la fuente, ya que luego de incorporar el relleno la vamos a plegar para formar la parte superior de la tarta.

Colocamos queso cheddar en la base de la tarta (no todo el queso, sino hasta cubrir la superficie), para luego acomodar el relleno por encima.
Para completar, agregamos el resto del cheddar sobre las manzanas. Doblamos el excedente de masa hacia adentro, dándole una linda formita rústica, tarta-style.
Llevamos al horno por 35 minutos, o hasta que la masa este dorada y el queso gratinado.
Una vez fuera del horno, dejar que la tarta repose durante unos minutos, o al menos hasta que el queso deje de burbujear! Finalmente, disfrutar del sabor poco habitual en cada bocado.

Fuente: si bien nos inspiró la foto de la galette de fresh365 terminamos por usar la receta de
The Chubby Vegetarian

De fondo


Prolonging the Magic, de Cake.

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta