Comer Afuera

Tasty Time

Hay algo casi hipnótico en la calma ceremoniosa con que Yamel se mueve en la cocina. Cada pequeño detalle en sus preparaciones tiene un sentido y un tiempo específico. Y aunque su esmero quedó de manifiesto ni bien se puso manos a la obra, se vio en la necesidad de hacer un prólogo de sí misma: “Soy una persona bastante perfeccionista, y más con la comida”.

Es oficialmente vegetariana desde los 16, pero su desacuerdo con el consumo de carne se remonta a su niñez, cuando la decisión de qué podía o no comer todavía no era suya. “Incluso durante ese periodo de mi vida fui vegetariana a escondidas de mi familia” confiesa. “Soy vegetariana porque amo profundamente a los animales y porque soy muy consciente de mis actos. Si comiera carne, no podría evitar pensar que en mi plato hay un animal, y ese conflicto lo tuve siempre. Por suerte hoy tengo las herramientas para no tener que hacerlo”. Como lo convencional no le conforma, le fue tomando el gusto a cocinar por su cuenta, dedicando gran parte de su tiempo a investigar y aprender nuevas técnicas y recetas que le permitan comer mejor y más rico. “Una parte de lo que sé la incorporé de los días que pasaba de visita por un local de comida vegetariana en la Bond Street (Llama Verde). El resto, de los doce años que llevo sin comer ni carnes ni pescados”.

Yamel tiene hoy 28 años y hace 2 que está al frente de Tasty Time, su emprendimiento de comida vegetariana con el que se ha propuesto demostrar que es posible comer muy bien y variado sin incluir animales. “Yo no trato de convencer a nadie de que sea vuelva vegetariano. Si te querés hacer por tu cuenta, yo te explico cómo y te doy consejos para que puedas tener una alimentación sana, rica y natural. Es posible no aburrirse, pero para eso hay que ser creativo”.
Ensaladas, sandwiches, tartas, falafel, tacos, pizzas y sushi vegetariano son algunas de las comidas que ofrece desde su marca. Todos sus productos son naturales y libres de conservantes, y 100% caseros. Ella es la única persona que interviene en su elaboración, de principio a fin.





Para este mediodía en cuestión, Yamel nos pensó un almuerzo de tres pasos salados: una ensalada, una tarta de vegetales y unos rolls de sushi vegetariano. De fondo suena Morcheeba. Don’t stop just yet… we’ve got the world looking in… our window. Servimos unas copas de vino blanco. La conversación fluye igual de fresca que el vino que estamos tomando. Entre anécdotas, risas, fotos y canapés, empezamos a preparar la ensalada.

Para los croutones, se trajo su propio pan de salvado neutro, sin sal ni semillas. “Los panes los elaboramos nosotros, con un buen proceso de amasado y levado. Usamos harinas integrales, diferentes tipos de salvado y aceite de oliva. Algunas veces incorporamos semillas y otras no, dependiendo para qué lo usemos”. Corta un par de rodajas que transforma en cubos de igual tamaño. Los dispone en una fuente y los lleva al horno para que alcancen su punto justo de crocante. En el entretiempo, sigue con el resto.

Enjuaga con cuidado y de a una las hojas de dos plantas de lechuga -una morada y otra bien verde- que compró antes de llegar. En sus manos, se las ve frescas y esponjosas. “Miren lo hermosas que son”. Las escurre y las dispone en un bowl blanco que eligió especialmente para la ocasión, dejando los bordes risados hacia arriba. Le siguen las rodajas regordetas de tomate que cortó minutos antes, los croutones recién salidos del horno, unas tiras bien finitas de cebolla morada cruda, algunos cubos de queso Gouda y unas nueces apenas picadas. Espolvorea todo con unas semillas de sésamo negro y una pizca de sal. Completa el cuadro con un chorro generoso de aceite de oliva. ¡Voilá! Llevamos la entrada a la mesa y -sin perder tiempo- pasamos a la tarta.

“Traje para compartir la Green, rellena con un mix de vegetales y queso gratinado y semillas por encima. La masa de la tarta es de salvado fino y ghee”. Esta es una de las tres opciones de tartas que ofrece en su línea take away, todas bien livianas y cómodas de comer. “Están buenísimas para un almuerzo en situación de oficina, que por ahí no tenes mucho tiempo pero igual querés comer bien y sin que te caiga pesado”. Las otras dos son la Pumpkin Mousse, rellena con una mousse de zapallo anco con queso gratinado, azúcar rubio y girasol, y la Power, con crema de espinaca y cebollas, queso gratinado y almendras activadas.

Los preparativos para el último plato -el sushi vegetariano- son el principio del final.
Pela y pica en juliana una zanahoria y un pepino. Sigue con el mango y una palta, que se transforman en rodajas algo más gruesas. Hidrata en agua caliente unos tomates secos. Como el arroz ya está listo, sólo resta el ensamble.
Para el primero, combina palta, mango y pepino. Para el otro, tomates secos, palta y zanahoria. Corta cada roll en piezas que decide presentar en una fuente rectangular blanca que resalta los colores vibrantes de los rellenos. Los comimos acompañados con dos salsas, una de soja y otra de tamarindo, para dar un toque más dulzón.

Ya de sobremesa, Yamel nos cuenta un poco sobre su obsesión por el packaging. “Me preocupo mucho porque quiero que toda la comida llegue lo mejor y lo más hermosa posible, así quien la consuma puede ver lo mismo que veo yo cuando termino de darle forma en mi cocina”. Y si bien no es una tarea sencilla, siempre está en la búsqueda de mejores recipientes, contenedores, cubiertos y hasta palillos que sean tanto funcionales como estéticos. “Quiero darte todo resuelto para que no tengas que preocuparte por nada más que por sentarte a comer tranquilo y disfrutar de un buen plato de comida vegetariana”.

Final de fiesta.
Poco a poco vamos levantando los platos y las copas ya vacías de una mesa compartida. “La próxima hacemos unos panificados, o tal vez unas pastas”, nos promete desde la puerta justo antes de irse. Y a nosotros nos encanta pensar que no será la última vez que veremos a Yamel bailando en nuestra cocina.

tastytimefood@gmail.com
/tastytimefood
Tasty Time hace caterings, pedidos individuales
y distribuye sus productos en dietéticas.
Y si estás por Barrio Norte, Recoleta, Palermo, Balvanera,
Once o Congreso, también podes pedirte un buen delivery
llamando al 4954-8414, de lunes a viernes, de 9 a 17 hs.

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta