Receta

Carrot Cake

Teníamos en casa una bolsa con medio kilo de zanahorias orgánicas divinas que no veíamos la hora de usar en alguna receta. Coincidió también que quedamos antojados de carrot cake luego de habernos comprado unas porciones en Guardiola! el fin de semana.
La combinación de ambos factores fue excusa más que suficiente para ponernos manos a la obra y hacer una por nuestra cuenta. Como no podía ser de otra manera, usamos como referencia la versión de Jamie Oliver, cuyo bonus track incluía un frosting de mascarpone, lima y nueces… Sugar rush!

Torta de Zanahorias con frosting de Mascarpone y Lima

A rather pleasing Carrot Cake with Lime Mascarpone icing

Ingredientes

(como para un molde cuadrado de 22cm)

Para la torta

  • 250 g de manteca blanda (pueden dejarla a temperatura ambiente)
  • 250 g de azúcar rubia
  • 5 huevos de campo (separen las claras de las yemas).
  • El jugo y la ralladura de 1 naranja
  • 170g de harina leudante, tamizada
  • 1 cucharadita ligeramente colmada de polvo para hornear
  • 100 g de almendras molida
  • 150 g de nueces picadas (vamos a usar 100 g para la torta y 50 g para decorar luego)
  • 1 cucharadita colmada de canela en polvo
  • Una pizca de nuez moscada molida
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 250 g de zanahorias ralladas
  • Sal marina

Para el frosting de mascarpone & lima

  • 100 g de queso mascarpone
  • 200 g de queso Philadelphia
  • 85 g de azúcar impalpable, tamizada
  • El jugo y la ralladura de 2 limas

Preparación
















Precalentamos el horno a 180ºC (moderado). Enmantecamos nuestro molde (la base y las paredes hasta arriba!)  y lo forramos con papel manteca.

En un bowl, integramos la manteca y el azúcar (con la mano o en una procesadora) hasta que la mezcla quede pálida y esponjosa. Añadimos las yemas de los huevos de a una, y también el jugo y la ralladura de la naranja. Mezclamos bien. Incorporamos luego la harina tamizada y el polvo para hornear y seguimos mezclando. Finalmente agregamos las almendras molidas, los 100 g de nueces, las especias (canela, nuez moscada y jengibre) y la zanahoria rallada, mezclando hasta unificar todo. Reservamos.

Por otro lado, batimos las claras con una pizca de sal (así quedan más esponjosas) hasta que estén firmes (como podrán observar, para comprobar el “punto nieve” Ale se prestó muy valientemente a realizar “la prueba del sombrero”). Una vez listas, las añadimos de a poco (en 2 veces) a nuestra otra mezcla, siempre con movimientos envolventes para evitar que se nos desinflen. Colocamos la mezcla en el molde que ya teníamos preparado y llevamos al horno durante 50 minutos.

Para comprobar si la torta está lista, podemos pincharla con un cuchillo y ver si sale seco (significa que ya está) o húmedo (significa que aún le falta un poquito más).

Luego de retirar nuestra torta del horno, la dejamos enfriar primero en el molde durante unos 10 minutos, y luego la pasamos a una rejilla (como las de horno o la que viene dentro del microondas) y la dejamos enfriar por lo menos una hora más.

Justo antes de llevar a la mesa, preparamos el frosting: mezclamos el queso mascarpone, el queso Philadelphia, el azúcar impalpable tamizada y el jugo y la ralladura de las limas y batimos hasta formar una especie de crema que esparciremos generosamente sobre nuestra torta.

Para terminar, rociamos las nueces picadas restantes sobre el frosting.

Fuente: Otra increíble receta de nuestro amigo Jamie Oliver que podrán encontrar en su libro Cook with Jamie.

De fondo:



Future Perfect, de Autolux

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta