Receta

Ensalada de calabaza y tomates confitados

Siendo que en casa nos encanta llevar todo tipo de verduras al horno, fue imposible resistirnos a traerles esta ensalada con calabazas y tomates confitados que nos presentó Lucía (prima de Ale) un par de semanas atrás.
Creo que lo que más nos sorprendió fue la sencillez de su preparación y lo delicioso del resultado, una vez integrados todos los ingredientes. Ni que hablar del crocante que aportan las castañas tostadas y del componente agridulce que nunca falla… ¡Larga vida a la armonía de sabores!

La clave de esta ensalada está en su posibilidad de convertirse por sí sola en un plato principal, contando con ese grado justo de “consistencia” que le indica a nuestro estómago (y a nuestro superyo) “OK, con esto estamos joya y así y todo nos portamos bastaaante bien”.
Bueno… cortando un poco con tanto preludio, acá les contamos qué cositas van a necesitar para ponerse ya mismo a disfrutar de “la ensalada de Lucía”.

Ensalada de calabaza y tomates confitados

Ingredientes

(para 4 personas)

  • 1 calabaza
  • 200 g. de tomates cherry
  • 1 palta
  • Rúcula
  • Castañas de cajú
  • Pasas de uva rubias
  • 2 tazas de arroz cocido
  • Sal, pimienta, comino
  • Azúcar rubia
  • Aceite de oliva
  • Manteca
  • Limón
  • Semillas de sésamo

Preparación













Colocamos un poco de aceite de oliva en una placa y llevamos al horno precalentado a 160ºC.
Mientras tanto, cortamos la calabaza en rodajas y condimentamos con sal, pimienta, azúcar y una pizca de comino (opcional). Las ubicamos en la placa caliente con un cubito de manteca por encima y llevamos a horno medio hasta que esten doradas y blanditas.

Cortamos los tomates cherry al medio y los colocamos en otra placa previamente aceitada. Los rociamos con sal, pimienta, azúcar y aceite de oliva, y llevamos al horno junto con las calabazas por unos aproximados 30 minutos (igual recomendamos ir chequeando cada tanto).

Pelamos la palta y la cortamos en cubitos, rocíamos con limón para que no se oxide y reservamos.
Tostamos las castañas para realzar el sabor y las picamos luego en forma irregular.

Para armar el plato, colocamos en el fondo de una ensaladera el arroz, la rúcula previamente lavada, los tomates, la calabaza cortada en cubos, la palta, las castañas y las pasas. Condimentamos justo antes de servir con sal, pimienta, aceite de oliva, limón y semillas de sésamo.

Fuente: Gracias Lucía!!!

De fondo


Let it be, de The Beatles.

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta