Receta

Go green! Tarta de acelga y espinaca

¡Pero qué lindo feriado!
Hacemos propicia la oportunidad para contarles algunas novedades:

1) Se largó la temporada de recitales 2010! el miércoles pasado estuvimos en el Luna Park viendo a Pixies y el sábado nos fuimos para Costanera Sur al Festival Ecológico para ver a AIR (a nuestro criterio falto un poquito más de pastito y sol y sobró el frío y dante spinetta).. este miércoles 13 seguimos con Rage Against The Machine + Queens of the Stone Age en la Fecha 1 del Pepsi Music y por último el día 2 del Hot Festival, con Massive Attack y Thievery Corporation

2) Intentando olvidar el frío que teníamos mientras esperábamos que arranque AIR, pasamos por el stand de Soy Rock y nos compramos 3 CD’s con menos de 50 pesos, 90’s like: Travelling without Moving, Yeah Ghost y Moon Safari

3) Go Green: En pos de cocinar más sano y bajar el colesterol, nos pegamos una vuelta por el nutricionista y cambiamos la dieta (más verdura, más fruta, más pescado..) acompañando el inicio de esta fresca primavera porteña.

Bueno, ya! pasamos a la receta 🙂

Tarta de acelga y espinaca

Ingredientes:

1 tapa para tarta (nosotros usamos una light)
2 atados de acelga
2 atados de espinaca
2 huevos (2 claras, sólo 1 yema)
3 puerros
1 bandejita de champis (en la nuestra venían 10 aprox.)
2 cebollas chicas
2 dientes de ajo
2 cucharadas soperas de casancrem light.
sal, pimienta y apeniiitas un poquitín de aceite de cánola (también puede ser de oliva).
queso en hebras light (lo mínimo indispensable para colocar por encima de la tarta y gratinar un poquito)

Preparación:







Primero, blanqueamos las hojas de acelga y espinaca.
Para ello, calentamos abundante agua en una olla hasta que hierva e introducimos de a poco la acelga y la espinaca (lavadas y sin el tallo) durante 30 segundos (esto achicará considerablemente el tamaño de las hojas). Retiramos con una espumadera y llevamos las hojas a un recipiente con agua fría (hielitos y todo), cortando la cocción. Reservar.
Por otra parte, picamos el ajo, las cebollas, el puerro y los champis. Colocamos apeniiitas unas gotitas de aceite de cánola en una olla y llevamos a fuego moderado. Introducimos el ajo, la cebolla y el puerro y salteamos durante unos minutos hasta que todo quede levemente dorado.
Allí incorporamos los champis, previamente cortados en finas láminas, y continuamos removiendo la mezcla hasta que los champis tomen color oscuro.
Con respecto a los huevos, el nutricionista nos dijo que sería mucho más sencillo incorporar los vegetales diariamente a nuestras comidas en tartas y souffles si utilizamos una mínima cantidad de huevo para que las mezclas se unifiquen (en definitiva, la idea de una dieta balanceada es que se mantenga en el tiempo y no quedarse sin ideas al cabo de 1 semana.. “es como en un rodeo” nos dijo. “Acá gana el que se queda más tiempo arriba del toro”). Por ello, separamos en una cazuela 2 claras de huevo (sólo 1 yema), batimos hasta que quede homogéneo y reservamos para incorporar a la mezcla final.
Colocamos en una fuente para horno la tapa para pascualina, asegurándonos de que el borde de la masa nos de margen para colocar luego el relleno y hacer un pequeño repulgue.
Ahora sí! Mezclamos en un bowl el ajo, la cebolla, el puerro, los champis, las hojas de acelga y de espinaca, agregamos 2 cucharadas soperas de casancrem light y el huevo, hasta que nos quede un relleno unificado. Colocamos dentro de la tapa para pascualina y cerramos sobre si mismo los bordes de la masa para dar forma a nuestra tarta. Por último, “espolvoreamos” el queso en hebras por encima de la mezcla, para luego gratinarlo. Cocinamos en horno moderado durante 15 minutos, o hasta que encuentren el punto que prefieran para los bordes de la tarta -más dorado, más blanquito.

Fuente: La idea para el relleno de la tarta surgió de la parte de atrás del envase de las tapas para pascualina “La Salteña”, aunque un poco improvisamos para poder aprovechar otras verduras que teníamos en la heladera.

De Fondo:

Abbey Road, de nuestros queridos Beatles.
.

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta