Viajes

Comer rico y barato: Gent + Brujas

Conocer Brujas fue un antojo que nació luego de habernos topado con la peli In Bruges dos años antes de viajar.
Me acuerdo incluso que cuando Ale sugirió incluir esta ciudad como un destino a visitar de camino a Paris, los 4 coincidimos en que sería una excelente idea.

Gantes fue más un bonus track de viajeros golosos que otra cosa. Pienso que si sólo hubiéramos ido a Brujas a pasar el día completo, hubiéramos podido aprovechar más todo lo que tenía para ofrecer, en lugar de repartirnos corriendo entre las dos como nos pasó. Además, al lado de Brujas, Gent no compite ni de casualidad.

Más allá de habernos agitado un poco –cosa que no vino nada mal considerando que nos mantuvimos entrados en calor a pesar del frío que hizo– fue un maravilloso día y medio lleno de trenes, gansos y chocolates, en el que además conocimos dos ricos lugares para comer. Acá se los compartimos.
Señoras y señores, con ustedes: Gent y Brujas.

Gent





Toetswiet




De paseo por la pequeña Gantes, y bastante desilusionados por encontrarla tan “en construcción”, nos tomamos un descanso para almorzar antes de seguir camino hacia Brujas. Entre los 4 pedimos 2 sopas del día con pan (€ 3.00 c/u), un plato de Tagliatelle a la Toetswiet -salsa bolognesa, crema & hierbas- (€ 9.00), y unos Macarrones con jamón y queso (€ 7.50). Teniendo en cuenta que cada gaseosa costó €1,80, la cuenta se redondeó en €17 por pareja.

9 Korenmarkt, Gent, Bélgica.
+32 9 234 03 72
info@toetswiet.be
Abierto de Miércoles a Domingo, de 11.30 a 23hs.
Toetswiet en TripAdvisor

Brujas







Brujas es una ciudad que parece salida de un cuento de hadas.
La caminamos completa, llenándonos el corazón de recuerdos de su verde tan verde y de cada uno de sus rincones mágicos. Estaba prácticamente desierta, tal vez por el frío, tal vez como parte de esa mística que la volvió única entre todas las ciudades que conocimos en ese viaje. Tenerla así para nosotros, entera y calma, fue un lujo. La tarde caía a pasos agigantados. La sentíamos escurrirse entre nuestros dedos como arena. El tiempo no alcanzaba para todo lo que teníamos que ver. Como una mujer astuta, Brujas “La Bella” nos dejó con ganas de más. We’ll be back.

Carillon





Nos recomendaron que no dejáramos Brujas sin haber probado la “Carbonada Flamenca”, un estofado de ternera hecho con cerveza negra, muy típico de la comida belga. Así fue como llegamos hasta Carillon, un restaurant ubicado bastante cerca de la plaza principal de Brujas, en donde degustamos de este rico plato autóctono, además de refugiarnos del frío horrible que hizo esa noche. Por menos de €30 por pareja (propina incluida), pedimos la sopa del día, la carbonada, un postre y la gaseosa. Caloriiiiassss para combatir el frío!

Sint-Amandsstraat 24, Brujas, Bélgica.
050 33 50 68
carillon@skynet.be
Carillon en TripAdvisor

Esperamos que puedan hacer buen uso de estos consejos, queridos lectores, que al igual que nosotros entienden la magia que encierra la combinación “rico y barato” cuando se trata de viajar con poca guita.
Hasta la próxima!

Tal vez te guste

4 Comentarios

  • Responder
    Anónimo
    7 febrero, 2011 at 00:20

    estos chicos no paran de tomar cerveza, la juventud está perdida.

  • Responder
    salty lips
    7 febrero, 2011 at 01:30

    ni de comer tampoco… rodando nos van a tener que sacar de este mundo!

  • Responder
    Le Cuisinier
    26 abril, 2011 at 19:21

    Mi paso por una Brujas lluviosa y una Gante embarrada por los arreglos en la plaza me tiraron para atrás ambas ciudades. Cambió un poco Anveres, pero no tuve buena suerte comiendo por ahí.

  • Responder
    Laurita Garcia
    17 junio, 2012 at 05:10

    felicidades por su blog! está increíble..creo que la comida es una de las maneras más maravillosas de experimentar la vida y ustedes lo retratan muy bien en este blog…además es una excelente fuente de información para todos aquellos que somos amantes de los viajes y la comida :), muchas gracias por todos los tips!

  • Dejar una Respuesta