Viajes

Comer en Praga: Mlýnec

Ubicado sobre el río Moldava y con una hermosa vista del Puente de Carlos, Mlýnec resultó uno de los restaurantes más lindos (y más ricos!) donde tuvimos ocasión de cenar durante nuestro paso por Praga, ciudad de la que resultó inevitable enamorarnos perdidamente.

Esquinas pintadas de colores pastel, bellísimas callecitas empedradas y una arquitectura dispuesta a contar historias, son tan solo algunos de los aspectos que vuelven a Praga una ciudad mágica y misteriosa.
¡Qué difícil resultaba capturar tanta esencia en nuestras fotos!










En nuestro camino al restaurante nos dimos cuenta que salimos con tiempo extra, por lo que decidimos recorrer la vera del río Vltava al atardecer.
Cuando llegamos al Karlův most, un dúo de cellos tocaba Nothing Else Matters mientras la gente se detenía para escucharlos. Un viento fresco y juguetón hacía bailar la falda de mi vestido. Todo a nuestro alrededor nos sumía poco a poco en una encantadora escena bohemia, digna de una canción.

Ay! Praga, Praga, Praga… donde el amor naufraga en un acordeón.
Ay! Praga, darling, Praga… los condenados pagan cara su redención.

Llegamos a Mlynec a las 20.30 hs.
Allí nos esperaba una mesa en la terraza con una maravillosa vista del río y del puente.
Ni bien nos sentamos, nos acercaron un plato con unas oshiboris tibias (toallas de mano húmedas con las que los comensales pueden limpiar sus manos antes de comenzar a comer) y una panera muy prolija, acompañada por una mantequita divina en forma de domo.
Para cenar, elegimos el menú degustación de 6 pasos con maridaje, que resultó una excelente decisión.
A continuación, les contamos nuestro recorrido.
















Amuse-bouche: Salmon mousse

(Mousse de Salmón)
Acompañamos con un Frankovka Rosé 2011, Kabinet, Velké Bilovice, Màdl
Llegó presentado en un vasito tipo shot, con un poquito de ciboulette por encima.
De textura suave, se deshacía en la boca ni bien probarlo.

Summer salad from fresh strawberries, beetroot leaves, young spinach and watercress with litovle´s cheese shavings with strawberrie-balsamic reduction and sekt dressing

(Ensalada de verano de frutillas frescas, hojas de remolacha, espinacas y berros, con virutas de queso de litovel & reducción de balsámico y frutillas)
Acompañamos con un Frankovka Rosé 2011, Kabinet, Velké Bilovice, Màd
Ensalada fresca y riquísima, con un twist ácido que sorprendía. El queso estaba riquísimo y el aliño de aceto y frutillas completaba el plato, unificando todos los sabores a la perfección.

Celery cream soup with asparagus mousse & celery ice-cream

(Sopa crema de apio con mousse de espárragos y helado de apio)
Acompañamos con un Rulandské šedé 2010, Pozdní Sběr, Velké Bilovice, Màdl
Increíble la sensación que producía en la boca la combinación frío/calor del helado y la sopa.
Una verdadera explosión de sabores en cada bocado!

Fillet of west bohemian trout “sous-vide” with cucumber concassé and cauliflower cream

(Filete de trucha del oeste bohemio cocinada al vacio, con pepinos en concasse y crema de coliflor )
Acompañamos con un Neuburské 2008, Kabinet, Velké Bilovice, Màdl
El sabor de la trucha era sutil y delicado.

Roulade of rack of lamb with herb stuffing with nettles, creamy young spinach and ginger

(Costillas de cordero enrolladas con relleno de hierbas con ortigas, espinaca cremosa y jengibre.
Acompañamos con un Rulandské Modré 2007, Pozdní Sběr, Velké Bilovice, Màdl
El punto de cocción de la carne estaba perfecto. Me gustó bastante, y eso que no soy para nada fan del cordero.

En este punto el viento en la terraza se puso mucho más frío e intenso, por lo que pedimos a nuestro mozo si resultaba posible pasar a
una mesa en el interior del restó. En menos de 5 minutos teníamos todo
preparado adentro, desde donde pudimos continuar con la degustación igual de divino que antes. Impecable.

Strawberry trio

(Trío de frutillas: chutney de frutillas, frutillas con mascarpone y crème brûlée con frutillas)
Acompañamos con un Hibernal 2006, Výběr z Bobulí, Velké Bilovice, Màdl
La crème brûlée, de superficie crocante y cremosa por dentro, fue el postre elegido para el último bocado (con toda la responsabilidad que eso conlleva).

Para cerrar, me pedí un té Earl Grey Flora de Tchaba (blend de té negro, aceite esencial de bergamota y lila de california), que vino acompañado con unos pequeños bocados dulces.
Una reconfortante manera de terminar la cena.

Resulta digna de mención la amabilidad con la que nos trataron a lo largo de toda la velada.
Sin duda, una propuesta para recomendar.

Novotného lávka 199/9, Praga, República Checa
+420 277 000 777
mlynec@zatisigroup.cz
Abierto Lunes a Domingo, de 12 a 15hs. y de 17.30 a 23hs.
Mlýnec en TripAdvisor

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta