Viajes

Comer en Roma: Pizza!

Por mucho que nos hubiera encantado pasarnos los días paseando por Roma comiendo pizza non-stop, nuestra ajustada agenda gastronómica en la ciudad sólo permitió dos encuentros cercanos con esta especialidad italiana: la primera post visita al Vaticano en Pizzarium, y la segunda durante nuestra última noche en la ciudad en Ristorante Strega.

De masa crocante y bien finita (Strega) y con los más variados toppings (Pizzarium), en ambos casos la experiencia supero con creces nuestras expectativas.

Para aquellos viajeros y/o pizza lovers con intención de recorrer Italia más a fondo y sumergirse en su cultura pizzera, les recomendamos leer esta completísima guía que armó la gente de Lucky Peach, detallando cuáles son los 12 tipos más icónicos de pizza italiana y dónde probar algunos de los mejores referentes de cada uno. ¡Vale la pena el tiempo!

Ahí nomás me pare y te pregunte, a vos, ¿cómo andabas? bien me dijiste
Y después yo te pedí que vinieras a comer un cacho de pizza conmigo… piiizzaaa conmigooo

Pizzarium













Veníamos de hacer una cola majestuosa en La Santa Sede bajo un sol rabioso, de subir un sinfín de escalones (casi 500) hasta la Cúpula de San Pedro -desde donde contemplamos una de las vistas más espectaculares de la ciudad- y de caminarnos los Museos Vaticanos de punta a punta. El reloj marcaba las 13.30 hs. y nuestro estomago no paraba de rugir enojado, esperando hacerse notar entre tanta cosa bella. La monumental caminata y el calor incesante fue ganando terreno en el ánimo y en el físico (mi vieja mula ya no es lo que era…) por lo que recalculamos nuestra marcha hacia el spot elegido para el almuerzo de ese día (en aquel momento, el dato lo sacamos de acá, y 4 años después el lugar se sigue manteniendo como uno de los mejores, según lo que dicen acá).

Caminamos, caminamos y caminamos un poco más (es cerca del Vaticano, pero está medio escondido), hasta que llegamos a la Pizzarium (a.k.a. Bonci) de Gabriele Bonci, un bolichito minúsculo -casi al paso- que ostentaba un mostrador lleno de pizzas divinas, listas para ser cortadas (con tijera!) en las porciones cuadradas que te venden al peso, con los más diferentes y coloridos toppings. A eso se le llama Pizza al Taglio y es un estilo de pizza originaria de Roma.

Costó un poco que entendieran lo que queríamos pedir, pero de alguna forma terminamos sentados en la vereda con una caja llena de cuadraditos de pizza de 4 gustos diferentes, a las que le entramos durísimo.

El dato de color: mientras esperábamos ahí parados por nuestra cajita feliz, uno de los amables vendedores nos contaba en italiano que los sabores de los toppings suelen cambiar diariamente en función de los ingredientes frescos que consiguen, llegando casi a 1500 combinaciones por año (faaa!).

El lema de Mr. Bonci nos encantó y por eso lo compartimos: Le cose buone sono fatte di cose buone e prodotte da persone che hanno lo scrupolo di far star bene chi le mangia (Las cosas buenas están hechas de cosas buenas, y producidas por gente que tiene los escrúpulos de hacer la vida mejor para los que comen). AMEN!

Via della Meloria 43, 00136 Roma, Italia
+39 06.39.74.54.16
Abierto de Lunes a Domingo, de 11 a 22hs.
Pizzarium en TripAdvisor

Ristorante Strega













A La Strega no llegamos por recomendación de nadie. Fue tan sencillo como haber querido conocer una pizzería que sí teníamos en nuestra lista y que estaba cerrada, volver caminando abatidos y encontrar este restaurante que estaba bastante cerca de nuestro hostel. Cuando vimos que había mucha gente comiendo ahí (buen indicio), decidimos ir cerrando el día y sentarnos finalmente a cenar.

Era nuestra última noche en Roma y estábamos fulminados. Nos pedimos unas birritas bien heladas y una pizza al funghi (pomodoro + mozzarella + prosciutto + funghi) para compartir. Y en este punto quiero aclarar que esa pizza que nosotros compartimos es lo que en Italia se llama “pizza individual” y se la manggian entera, porque no es como acá que te pedís un par de porciones de pizza al molde o media masa y cuando terminas de comer no podes respirar, sino que la masa es tan finita y crocante, y está tan poco recargada por encima que resulta muy liviana y fácil de comer.

Además, para recargos nos dejamos EL POSTRE: Banana Split con crema y helado de chocolate amargo, vainilla y cookies & cream. Una bomba de sabor! Porque si nos íbamos de Roma, había que hacerlo como corresponde. CIAO.

Piazza del Viminale, 27/31, 00184 Roma, Italia
+39 06.48.56.70
info@ristorantestrega.it
Abierto de Domingo a Viernes, de 6 a 00hs.
Sábados de 12 a 00hs
Ristorante Strega en TripAdvisor

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta