Comer Afuera

PL Deli Café

 

Decía Brillat-Savarin: “El placer de comer lo compartimos con los animales; el placer de la mesa es específico de la especie humana”. Y aunque a una persona con hambre la comida puede darle placer en casi cualquier contexto, la satisfacción no debería quedar ligada sólo al hecho de comer, sino también al lugar y a la compañía que se elijan para hacerlo. Esa armonía temática entre la comida y su entorno fue uno de los objetivos que se propusieron Valeria Erlich y Alan Goldfarb -la pareja comandante de Punto Letra- cuando mudaron su local de Godoy Cruz a Gorriti.

“Teníamos ganas de tener un espacio donde ofrecer un concepto completo, desde el diseño de la carta hasta la diagramación del espacio y su ambientación” nos explicó Valeria. En el camino, también decidieron separar el branding de su servicio de catering y del restaurante. “Punto Letra sigue existiendo, sólo que ahora son dos cosas distintas: una es el catering que podes contratar junto con el lugar o para un evento afuera, mientras que PL es el café restaurant, el deli”, aclara.

Entrar en PL Deli Café es como entrar en una típica cafetería hipster de Brooklyn. Hay una simpleza encantadora en la luz natural y en la madera clara que revisten el salón principal, que se abre paso detrás del mostrador que se ve desde el frente. El cemento alisado y el hierro negro son otros dos materiales que afloran en su jardín de 300 m2, uno de los más lindos de Palermo.













 

Si bien mantienen su fuerte en el terreno dulce, la opción de salados comienza a ganar su propio terreno. Hay sandwiches de pollo crispy, de tapa de asado, de milanesa y hasta de falafel; waffles de palta o de salmón ahumado; y ensaladas varias, como la de calabazas asadas, queso azúl y peras, o la thai de pollo marinado en naranja, cilantro y fideos de arroz.

En materia de platos principales, el risotto de cítricos y verdeo con mollejas crocantes y la milanesa de bondiola con fideos con manteca y queso son algunos de los más pedidos. En palabras de Valeria, “cuando armamos la carta nuestra intención era dar una vuelta de rosca a los platos de siempre. Hay otros lugares que ofrecen risotto, pero de cítricos y con mollejas seguro que no encontrás”.

El brunch de PL ya se volvió un clásico de la zona para los fines de semana. Trae un Aperol de bienvenida, una infusión y una limonada (o gaseosa) y 3 pasos a elección. Una combinación posible es la canasta de chipás calentitos, el waffle con pollo crispy, sour cream, manzana verde y miel, y las batatas dauphine. El hashbrown con bacon y los huevos rancheros son otras dos buenas alternativas.

Los briqués -la perfección transformada en mini cakes- siguen robando los aplausos del final. No dejen de probar el banana cheesecake con crema de dulce de leche, el de toffee con cremoso de chocolate blanco y limón, o el chocosal, un brownie con praliné de sésamo, ganache de chocolate y sal de maldón. Para los que prefieran un dulce más tranqui, hay budines, muffins y cookies. Acompañen con un café (tienen un blend de granos colombianos hecho a medida por los chicos de LAB Tostadores) o con un té Penton. Si les toca un día lindo, aprovechen las mesas de afuera y mariden con una cerveza o un cocktail.

“Cualquier ocasión es buena para disfrutar con nosotros”, dicen Vale y Alan desde su website. Ellos se encargan de poner el lugar y la comida. Los comensales, la situación y la compañía. Todo conduce a una comida bien dispuesta, de esas que hacen gozar al cuerpo y al alma de un bienestar particular*.

* “Después de una comida bien dispuesta, cuerpo y alma gozan de un bienestar particular”(Brillat-Savarin)

Gorriti 6046 (Palermo)
3004-6046
Abierto de Martes a Viernes, de 8 a 20hs
Sábados de 9 a 20hs
Domingos de 9 a 19hs
PL Deli Café en Facebook
PL Deli Café en TripAdvisor

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta