Comer Afuera

Blanch

“Todos estos platos que ven acá tienen -para que se den una idea- el tamaño de una entrada. Les recomiendo que pidan varios entre los tres, así prueban un poco de todo”. Junto con la carta, el jóven que se acercó a tomarnos el pedido (amabilísimo, por cierto) nos explicó cómo venía la mano del lugar. Por supuesto que aceptamos la propuesta.

¿Quien en su sano juicio no gusta de probar “un poco de todo”?

En un santiamén, empezaron a llegar a la mesa estas pequeñas raciones que paraquecontarles lo buenas que estaban: Albondiguitas de cerdo especiadas con una salsa de maní espesa, Crab cakes con mayonesa de rábano picante, pinchos de Pollo estilo Marrakesh, Langostinos panko en salsa de mango y jengibre, mini Provoletas. Las manos, con desenfreno, iban y venían de un platito a otro, en lo que termino siendo un verdadero festín. Siguiendo la misma línea, compartimos tres postres: un tempura de bananas, una créme brûlée y la mousse de chocolate. La noche la terminamos “pipones, pipones” (como diría mi señora madre), jurando volver por más.

Pasaron los meses. Incluso llegó a cambiar el año y hasta la locación del restó, que se mudó de Cañitas a Palermo. Y como el destino es sabio, y el bueno de Tatu Rizzi -propietario y chef de Blanch- se prende en todas, volvimos a cruzarnos con su comida en la Buenos Aires Food Week, donde no pudimos resistir la tentación de decir QUIERO una vez más.
Eso sí, esta vez nos aseguramos de llevar la cámara para poder compartirlo acá.













Vestimos para la ocasión un par de buenos amigos -de esos que siempre se copan y nos ayudan a pedir todo lo que hay disponible en la carta- pudiendo darnos el gusto de barrer completas las 9 opciones ofrecidas para aquellos comensales que llegaran al recinto enarbolando la bandera de la Food Week.

Las entradas

Dos de ellas, la Tostada de campo con huevos revueltos y salmón curado y la Tortilla con huevo poche, traían consigo toda la impronta “brunch” (en Blanch sirven uno los fines de semana que -aunque todavía no tuvimos el gusto de probar- está muy recomendado en todos lados); mientras que la tercera, el tasting de Albondiguitas de cerdo, crab cakes y pinchos de pollo, nos remontó a nuestra primera experiencia en Blanch, dos años atrás. Las albondiguitas venían sentadas sobre una salcita de maní riquísima, las crab cakes estaban acompañadas por una mayonesa de wasabi levemente picante y los bites de pollo especiado estaban aderezados con una salsa de yogur muy fresca que les quedaba perfecto.

Los principales

Seguimos viaje. Llegaron así la Asian salad con langostinos, mango, brotes y un dressing bien picantito, los Gnoccis plancha con crema, rúcula, brie & panceta, y el Curry de pollo (también picoso) con arroz basmati y pan naan, todo un clásico de la cocina hindú. Destaco los gnoccis a la plancha, dorados por fuera y suaves por dentro, que -no porque me los haya pedido yo- pero fueron lo mejor de toda la jornada.

Los postres

Empezamos a terminar. Y acá sí que todos cuchareamos de todos los platos porque that’s the spirit.
Mención especial para la Chocotorta, que vino deconstruida en un vasito con crema de dulce de leche y polvo de chocolinas espolvoreado por encima, seguida muy de cerca por la originalísima Chai créme brûlée, con ese dejo a especias y hierbas aromáticas tan característico del te chai. En tercer lugar quedó la Plum cake y su textura aireada (que se asemejaba mucho más a la de un soufflé que a la que esperábamos de una cake) no porque se lo mereciera (todo lo contrario), sino porque en algún orden había que mencionar los postres. Aplausos de pie para la generosa ración de dulce de leche que traía por encima, porque nunca es demasiado.

Resulta un placer sentarnos a la mesa con amigos con quienes compartir el gusto por la buena comida, más aún cuando el lugar y su ambiente -cálido y sencillo como el que ofrece Blanch- nos hace sentir como en casa.

¿Me pasarías el pan, por favor?

Angel Justiniano Carranza 2181 (Palermo)
4771-4440
blanch.palermo@gmail.com
Abierto de Martes a Viernes, de 20.30 a 23.45 hs.
Sábados de 12.30 a 16 y de 20.30 a 23.45 hs.
Domingos de 12.30 a 16 hs.
Blanch en Guía Óleo
Blanch en TripAdvisor

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta