Receta

Raviolones de carne con salsa de ajo, pimentón, limón y vino

Después de la exquisita entrada de langostinos, Vale no nos dió respiro y sirvió los raviolones caseros…
Se viene la segunda!

Las fotos, también cortesía de Alan Golfi.

Raviolones de carne con salsa de ajo, pimentón, limón y vino

Ingredientes

Para la masa

  • Harina de trigo 0000 500 g
  • Huevos 5
  • Sal
  • Aceite de oliva

Para el relleno

  • 1/2 kg. de peceto
  • 1 cebolla colorada
  • 1 puerro
  • 1 ajo
  • Vino blanco seco (1 copa aprox.)
  • Hierbas provenzales a gusto.
  • Pimentón a gusto
  • Aceite
  • Sal y pimienta

Para la salsa

  • 1 limón
  • 4 dientes de ajo (grandes)
  • Pimentón a gusto
  • Vino blanco seco 50 cc
  • Sal y pimienta

Procedimiento

























La Masa

Colocamos la harina con un poco de sal en la mesada y armamos una especie de volcán para colocar en el centro los huevos y el aceite. Integramos todo poco a poco y amasamos hasta conseguir un bollo. Tapamos y dejar reposar durante media hora.
Una vez transcurrido ese tiempo, cortamos el bollo en 4 partes y pasamos cada una con muuuuucha paciencia por la pastalinda (2 pasadas por cada número, hasta llegar al 2)
En la última pasada, estiramos el rectángulo sobre la mesada, previamente cubierta con un poco de harina para evitar que se pegue.

El Relleno

Cortamos en brunoise el puerro, la cebolla y el ajo y ponemos todo a sudar en una sartén con un poquito de aceite. Salpimentamos y agregamos un vaso de vino blanco seco para desglasar. Finalmente incorporamos la carne cortada en cubos, hierbas provenzales y pimentón a gusto, y dejamos al fuego hasta que la carne esté cocida. Pasamos todo a un bowl y procesamos, cuidando que el relleno quede con cierta textura (NO tipo puré).

Los Raviolones

Disponemos pequeñas porciones de relleno (aproximadamente una cuchara sopera) a lo largo del rectángulo de la masa, dejando un margen de cierre y corte entre ellos. Marcamos el borde de cada raviolón con agua (como cuando cerramos las tapas para empanadas) y doblamos el rectángulo por la mitad, hasta cubrir el relleno. Presionamos alrededor de cada porción tratando de que no quede aire y cortamos los ravioles con una rueda corta-ravioles. Para que no se peguen entre ellos, lo ideal sería que los coloquen uno al lado de otro en una placa o en un plato, cuidando de no encimarlos. Si no los van a tirar al agua de inmediato, los hacemos esperar en la heladera.
Cocinamos en agua hirviendo con sal gruesa, hasta que empiecen a flotar.
Teniendo en cuenta que los raviolones se cocinan super rápido, hagan el cálculo de en qué momento tirarlos al agua para coordinarlos con la salsa y evitar que estén fríos al momento de servirlos.

La Salsa

Mezclamos todos los liquidos en la sartén, agregar el pimenton, el ajo picado brunoise y salpimentar. Dejar cocinar un rato y servir sobre los raviolones. Una pavadita!

La perlita

Acompañamos los raviolones con un Rutini Cabernet – Malbec 2007 que mamita querida…

De fondo


The Richest Man in Babylon, de Thievery Corporation

Tal vez te guste

Sin Comentarios

Dejar una Respuesta